Tipos de pavimentos que podemos instalar en casa sin realizar obra

conoce los distintos tipos de pavimentos fáciles de colocar
Dentro del mundo de las reformas y redecoración de espacios en viviendas uno de los puntos más críticos siempre ha sido el cambio del suelo o pavimento de las estancias. Hasta ahora era una tarea que requería de profesionales de la construcción ya que levantar un suelo requería de herramientas y maquinaria especial y generaba residuos y escombros que tenían que ser retirados. Además, conllevaba cierto tiempo lo que hacía poco probable el poder habitar la casa durante el cambio del suelo. En la actualidad existen en el mercado varios productos, como los distintos tipos de pavimentos, que han llegado para hacer esta tarea menos tediosa.

Los nuevos suelos están disponibles ahora en formatos mucho más manejables, como lamas, losetas y rollos…  se fijan mediante elementos mecánicos o adhesivos fácilmente removibles, o pueden aplicarse directamente sobre el pavimento anterior sin tener que levantarlo gracias a su mínimo grosor. De esta forma el concepto de cambio de suelo de una estancia o de vivienda completa sin el trastorno para los inquilinos que antes suponía ya es parte del pasado. Incluso si somos algo manitas podemos realizarlo nosotros mismos.

5 Tipos de pavimentos que deberías conocer

  • Linóleo

Este material es realizado a partir de aceite de lino solidificado mezclado con harina de madera o polvo de corcho colocado sobre un soporte textil. Normalmente en el mercado los podemos encontrar en diferentes colores ya que se le suelen agregar pigmentos para conseguir distintas tonalidades. Son materiales de gran durabilidad, pero hay uno que destaca entre ellos por su extrema durabilidad, el Inlaid. Por sus características estructurales son muy empleados en viviendas que destacan por su carácter ecológico.

  • Cerámica en seco

Son baldosas corrientes con la diferencia de que su base y cantos es material plástico adhesivo. De esta forma se elimina la necesidad de utilizar otros fijadores como cemento. En sus comienzos se utilizaba para instalaciones de locales y oficinas que necesitaban de una solución rápida para empezar su actividad, pero son totalmente válidos para vivienda al haber sido adaptados a tal efecto.

  • Vinilo

Este material, que puede imitar a la perfección otros materiales como parquets naturales, piedra o tejidos es de muy fácil instalación. De hecho, son la alternativa perfecta a estos. El vinilo es un material resistente, hipoalergénico y con propiedades aislantes acústicas y se presenta en distintos formatos como lamas, rollos o baldosas.

  • Parquete flotante

Las tarimas de parquet tipo clic (con perfiles machihembrados que encajan entre sí) se encuentran en el mercado en distintos espesores e imitando distintos tipos de madera. Son uno de los tipos de pavimentos más utilizados. Incluyen la lámina plástica aislante que se coloca entre el parquet y el suelo propiamente dicho que actuará como aislante térmico y acústico. El sistema de montaje es muy rápido y puede realizarse por fases, pero obliga a quitar el rodapié existente y a lijar la parte inferior de las puertas.

  • Micromortero

Los revestimientos continuos de cemento, conocidos como microcemento o micromortero son ideales para una reforma por su mínimo espesor, lo que unido a una excepcional adherencia permite su aplicación sobre una gran variedad de suelos diferentes que se utilizan para realizar los suelos de cualquier vivienda. Además del suelo pueden recubrir paredes, encimeras, bañeras, lavamanos, piscinas… podemos conseguir un acabado industrial, que esta tan de tendencia, e incluso añadirle pigmentos de color para darle más personalidad.

Por último, dar las gracias a Klic Arquitectos por la construcción de este artículo y por haber colaborado en nuestro blog.

 



Hacer un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 × 

nueve

 =