Casas 3D. Una nueva dimensión de la vida

Casas 3D: Nuevo concepto de la vida
Económica, sostenible, innovadora: una tendencia creciente en el mundo.

Hoy en nuestro blog analizamos una tendencia que podría revolucionar el futuro del sector inmobiliario. Como sabemos, hay muchos desafíos para el sector, entre los que se encuentran la accesibilidad del coste de la vivienda, la solución de la emergencia de la vivienda y un menor impacto en el medio ambiente. Puede parecer un largo camino, pero desde hace un par de años la tecnología ha hecho grandes progresos y ha redefinido radicalmente el concepto de la vida. ¿Cómo?

Gracias a la impresión en 3D, que permite crear hogares asequibles y sostenibles en muy poco tiempo: basta pensar que en 2018 la puesta en marcha de la startup ICON fue la primera en América en obtener el permiso para construir casas impresas en 3D: sus casas de unos 75 metros cuadrados, construidas en sólo veinticuatro horas, se ofrecieron al público a un precio de 3 mil euros. Todo esto fue posible gracias a Vulcano, una enorme impresora tridimensional ahora reemplazada por Vulcano II, que este año se comercializará en todo el mundo.

Pero hablaremos de Vulcano II más tarde. Ahora nos quedamos en 2018 trasladándonos a Milán, donde durante el Salone del Mobile, el arquitecto Massimiliano Locatelli presentó 3D Housing 05, la primera casa impresa en 3D de Europa, creada en colaboración con Italcementi. Aún más verde es la casa de la Avispa de Romana, que en el mismo año presentó Gaia, que además de ser impresa en 3D está hecha de tierra cruda y materiales naturales de los desechos de la producción de arroz.

2019: sólo ha pasado un año y la Fundación Nueva Historia y el ICON, gracias a Vulcano II, empiezan a construir un barrio entero utilizando la impresión tridimensional Nacajuca, una ciudad en el estado de Tabasco, en el sur de México. El objetivo es proporcionar vivienda a cincuenta familias que viven en la pobreza, ofreciéndoles casas de hormigón tres veces más resistente que el utilizado tradicionalmente en la construcción. Las casas, de 50 metros cuadrados, consisten en una cocina, un salón, un baño y dos dormitorios.

Vayamos al presente. Ahora que las casas impresas en 3D son una realidad en España y en el resto del mundo sin nada que envidiar a los edificios tradicionales, la nueva frontera de la tecnología se refiere a la sostenibilidad económica y medioambiental: la noticia de hace unos días vuelve a ver a Italcementi como protagonista, que presentó un cemento rápido y ecológico diseñado precisamente para la impresión en 3D de edificios en BAUTEC en Berlín, el evento más importante del sector de la construcción.

¿Y el futuro? A la espera de que las casas 3D se extiendan en nuestras ciudades y se conviertan en parte integrante del tejido urbano, les recordamos que ya existen soluciones de vivienda sostenibles, capaces de reducir el consumo y respetar el medio ambiente. Para encontrar una vivienda de este tipo es necesario contar con una agencia inmobiliaria capaz de analizar las características del inmueble incluso más allá de la certificación energética, asesorando al comprador sobre cómo reducir el consumo con intervenciones no necesariamente complejas y costosas.



Hacer un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *